07. Elegia de Vallvidrera (IV)

Elegía de Vallvidrera (IV)

Puedo decir, por fin: en esta fuente bebo,
y bebo hasta morirme
de sed de querer más sin saber qué,
que así nunca se muere
en realidad del todo: viviendo en la carencia
de alguna cosa siempre.
                                  Sin
carencia, ¿qué sería de nosotros,
a quienes nos fue dado el privilegio
de la santa locura de ser cántico,
vendaval, fuego bronco
que se incendia a sí mismo, mientras salva
en pureza las cosas que destruye.
¡Oh, iluminados! Nuestra
tarea humilde: abrir del todo los oídos
al canto primigenio
                          y declinar.

(versió de Carlos Marzal i Enric Sòria)